domingo, mayo 4

"Curando" lo gay

Por Luciano Pascoe Rippey

Un grupo de sicólogos, terapeutas y promotores de la autoestima ha descubierto algo que no se pensaba posible en estos tiempos: cura la homosexualidad. Y dicen, todas estas personas, textualmente que su organización NARTH “es una organización científica y profesional que ofrece la esperanza a aquellos que luchan contra su indeseada homosexualidad. NARTH —señalan— defiende el derecho de los individuos con deseos homosexuales a recibir ayuda sicológica efectiva y un grupo de profesionales que lo aseguran”.

Este grupo de personas ha descubierto, reuniendo toda su inteligencia, talento y experiencia, que las preferencias sexuales son curables y que ellos y ellas saben cómo hacerlo.

Leer el artículo completo

1 comentario:

anitavolk dijo...

Bueno, nada de particular tiene que algunas personas supongan que poseen la capacidad y el derecho de curar a otros de lo que sea. De hecho, no es de dudarse que algunos de nosotros supongamos que podemos curarlos de su intolerancia también, aunque eso sería una verdadera muestra de inocencia, por decir lo menos. Cuaquiera puede pensar y soñar en lo que quiera, mientras no pase de las ilusiones a los hechos afectando al próximo.
Desde mi punto de vista, la cuestión está en que mientras la mayoría de nosotros nos sigamos considerando "ciudadan@s con derechos especiales" seguiremos siendo susceptibles de que se nos considere "necesitados de auxilio" particularmente de grupos "taaan" caritativos como los que se mencionan en el artículo. ¿Hay una causa Gay? sí, por supuesto que la hay, si no , no estariamos hablando de esto. Es claro que hay que luchar por leyes que protejan nuestro derechos, por el castigo a quienes nos atacan, por espacios de convivencia, etc. pero lo más difícil es luchar desde dentro de nosotr@s mism@s, salir del closet, de nuestra propia inconciencia e intolerancia, comenzar a ocupar nuestro espacio en la familia, el vecindario, la escuela, el trabajo.
Imagino que algun@s, a estas alturas estarán jalandose los cabellos, pero no he dicho que sea algo fácil ni mucho menos lindo para la mayoría, por eso elegí la palabra ocupar, porque aunque nos boten de la familia o el trabajo, el haber hecho presencia, por sí mismo ocupa un espacio en el pensamiento de las personas, las cuestiona, las enfrenta a esta realidad. NOSOTR@OS.
Vayamos a las marchas, platiquemos en los foros, tengamos fiestas, espacios gay, hagamos arte, discutamos acerca de las condiciones en que vivimos, luchemos por nuestros derechos, todo esto y más en público, pero más importante aún, luchemos primeramente desde dentro de nosoros mism@s, a partir de nuestra propia conciencia porque lo que se obtiene a través de la lucha social y política debe ganarse primero dentro de un@ mism@.
Saludos.
Anitavolk